El viche, café y humitas son comidas que acompañan la fanesca

La fanesca es por excelencia el plato típico de la Semana Mayor en el Ecuador y se consume prácticamente en todo el territorio nacional.

Sin embargo, hay lugares donde existen variaciones de la receta que son causadas por la inclusión de productos originarios de las distintas zonas. En otros casos, este plato se acompaña con diferentes postres.

De igual forma, hay zonas donde el consumo de este plato es casi desconocido. Solo se conserva un factor común en el país que es no comer carne roja, tal como lo dispone el catolicismo.

El sociólogo Carlos Celi señala que comer la fanesca es una costumbre “que combina el sincretismo religioso y la herencia indígena”. Cada ingrediente, dice, tiene un simbolismo. “El pescado representa  a Jesús crucificado y cada grano, a los apóstoles. Pero en la cosmovisión indígena, los granos son sinónimo de abundancia”, señala.

Otra de las virtudes del plato, además de ser una tradición familiar que se realiza solo en el Ecuador, es que es el único plato que no se elabora con residuos como en aquellos platos donde se utilizan vísceras.

“En la Colonia, los indígenas no podían acceder a la carne y debían utilizar las sobras como cabezas y patas de res. En este plato, en cambio, todo es de primera”, explica.

Por ello, Celi considera que la tradición no desaparecerá pese a que se ha modificado según la región y condición económica de la población.

“El uso de pescado seco, sobre todo en la Sierra, se debe a que no había otra manera de conservarlo hasta el día de la celebración. Otros usan sardina, pero la esencia se mantiene. La única tendencia actual es facilitar la preparación y eliminar procesos como descascarar los granos”, asegura. (GM)

Las comidas típicas de la semana santa

En Guayaquil, la fanesca es el indiscutible protagonista de la Semana Santa. En cuanto a los acompañantes que se le dan, sí existe una variante. Una de las costumbres arraigadas en las familias tradicionales guayaquileñas es el beber chocolate caliente con humitas. (AM)
En Carchi, la trucha al horno, frita o con verduras es una de las alternativas que en la Semana Mayor destrona a la carne de res, cerdo o cordero. Además, la tradicional fanesca se acompaña con un espeso y burbujeante chocolate acompañado de queso. Así mismo, los dulces pasan a ser protagonistas. Estos se elaboran con guayaba, calabaza, piña y chilguacán, y se sirven con quesillo o cuajada, especialmente en el noroccidente. (RC)


A la tradicional fanesca cuencana, donde predominan la arveja, porotos, choclo, pallares o “tortas”,  que se combina también con achogchas, papas, col finamente picada, pescado salado y finalmente guisado con nata o crema de leche, se lo acompaña con los tradicionales chumales,  conocidos también como las humitas o choclotandas. En varias familias, la costumbre será acompañar la fanesca con arroz con leche  o el dulce de zapallo. (XPA)

Una ancestral receta  a base de maní, mariscos y verduras conocida como viche es el deleite de miles de personas en Manabí. María Ayde Zamora, dueña del restaurante Monserrate, dice que lleva 35 años preparando la receta, en la que la clave es lograr una buena fusión entre el maní, las bolas de verde, el zapallo, maduro, choclo, verduras y los camotes. El toque final lo pone el pescado camarón y hasta cangrejo, según el gusto. (LFV)

En Tungurahua, una de las particularidades de la Semana Santa son las compotas de frutas como postre. La más destacada es el dulce de manzana. Este rico y tradicional manjar ambateño se lo sirve frío y acompañado con un pedazo de queso fresco, y es una rica alternativa al dulce de higos. (VCH)

En Orellana, se mantiene la costumbre de no comer carne roja. Sin embargo, la fanesca deja de ser el plato más consumido en esta zona del país y en su lugar se degustan platos típicos de la A mazonía como el pincho de mayón, hecho con los gusanos de la planta chontacuro y el maito, que consiste en pescado envuelto en hojas de plátano y cocido al vapor. (EROI)

En Esmeraldas, en cambio, se prepara la fanesca. Este plato se suele realizar con ralladura de coco, que se acompaña de humitas, ayacas, corviches y pescado en diversas variedades.

Para el dulce, en la “Provincia Verde”, se prepara el casabe, arroz de leche, la cocada, troliches (harina y leche) y otros. Una nueva preparación que se come esta semana es el “cebicangre” que consiste en un cebiche de cangrejo y camarón criado en cautiverio. (LFA)

Articulo extraido de http://www.hoy.com.ec

Para mas informacionde comida tipica ecuatoriana visita www.visitecuador.com.ec