Hace 189 años Ecuador concretó su independencia con la Batalla de Pichincha, en la que el ejército realista fue derrotado por los patriotas independentistas comandado por el Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre. La batalla del 24 de mayo de 1822 definió el curso de la libertad ecuatoriana.

Las faldas del volcán Pichincha, en Quito, fueron el escenario de la lucha que concretó esfuerzos anteriores, como el de los notables guayaquileños que proclamaron su independencia absoluta el 9 de octubre de 1820, y el de Cuenca que proclamó su libertad el 3 de noviembre de ese mismo año.
Así lo reseña el historiador Enrique Ayala Mora en su libro “Resumen de la Historia del Ecuador”, quien explica que luego de la victoria, “los notables quiteños resolvieron la anexión del distrito a Colombia”.

Los ejércitos patriotas reforzados con las tropas extranjeras se reunieron meses antes de la batalla y matuvieron varios enfrentamientos en zonas andinas, para después partir con dirección a Quito, donde se encontraban las fuerzas enemigas al mando del General Aymerich.

Con la llegada de refuerzos pudo continuar hasta Quito, donde los patriotas hicieron retroceder a las fuerzas españolas que vigilaban el ingreso a la ciudad por el sur.

El 23 de mayo de 1822 el ejército patriota ascendió a las faldas del Pichincha, sorprendiendo a los enemigos la mañana del 24 de mayo, con un ejército de 2.971 hombres, cuando dominaban la ciudad desde una altura de 3.600 metros.
El grito de la victoria se produjo al mediodía, según reportan los historiadores, y el 25 de mayo de 1822 Sucre entró con su ejército a Quito, donde aceptó la rendición de todas las tropas españolas establecidas en el Departamento de Quito.

Con la victoria del Pichincha culminó el proceso de emancipación hispanoamericano, que tuvo su hito inicial cuando los patriotas quiteños dieron el Primer Grito de la Independencia el 10 de agosto de 1809.

Si deseas mas informacion historica de Ecuador visita www.visitecuador.com.ec